Jorge y Edelso, dos jubilados del sector y un mismo gesto de adnegación.



Jorge Sánchez y Edelso Triana, ambos jubilados del sector eléctrico, con 70 y 62 años de edad respectivamente, protagonizan una de las tantas historias de adnegación, que se escriben en estos difíciles días en todo el país. Ambos cuando pasó el huracán Irma, se presentaron en la Unidad Empresarial de Base Chambas, de la Empresa Eléctrica Ciego de Ávila con la disposición de trabajar en lo que hiciere falta y los dos han trabajado de linieros, codo a codo con los más jóvenes.

Jorge, en estos días a pesar de sus 72 abriles ya ha subido 27 postes. Dice que tiene los pies llenos de llagas, por la rozadura de las botas y el sol le cuartea los labios, pero que seguirá trabajando mientras el último cliente esté sin servicio y si hace falta en otro territorio que allí estará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.