Realiza la Empresa actividad en el Hogar de Niños sin Amparo Filial, en saludo al 4 de abril.

Bárbara, una pequeña de 4 años, es el centro de la atención de los visitantes, pero todos los niños, de diferentes edades hasta los 18 años, fueron objeto de la atención este 29 de marzo, del colectivo de trabajadores de la Empresa Eléctrica Ciego de Ávila en el hogar de niños sin amparo familiar.

En el patio del hogar, los trabajadores eléctricos coincidimos con estudiantes de 4to. año de Contabilidad, de la Universidad Máximo Gómez Báez, en un ameno intercambio con los infantes y trabajadores del centro y les entregamos donativos a los pequeños.

Esos centros funcionan regidos por el Decreto Ley 76, que estableció la creación de una red nacional de asistencia social para alojar y atender menores de edad que no tienen el amparo de sus padres u otros familiares.

Para los niños trabajamos, porque ellos son los que saben querer, porque ellos son la esperanza del mundo, cumpliendo esta idea martiano, la Revolución les proporciona un presente lo más feliz posible, con acceso a la educación, la salud, la seguridad social, y a pesar de las limitaciones económicas, garantiza que nada esencial les falte en la casa donde viven donde son tratados con amor en un ambiente comprensivo, en el que la directora del hogar y demás trabajadores son su familia y allí fuimos testigos de que para los niños, la directora es su mamá.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.