Avanza el desarrollo de las fuentes renovables de energía en Ciego de Ávila.

Por Keilys Suárez García y Roberto Delgado.
La energía fotovoltaica florece en la provincia avileña. Hoy están generando dos parques solares fotovoltaicos, ubicados en Chambas con una potencia de 5.0 MW y Ceballos de 4.4 MW, hasta el cierre de octubre del 2018 han entregado al país, 5268.9 y 7391 MWh respectivamente. Ambos parques le han ahorrado a la economía nacional 1921.6 toneladas de combustible y disminuido en emisiones de Co2 a la atmósfera un total de 10748.3 toneladas. Actualmente se construye otro parque solar fotovoltaico en el municipio Venezuela, el que potenciará 2.2 MW, y se encuentra a un 55 % de ejecución y en fase de preparación se encuentra otro en la parte norte de la ciudad cabecera provincial para el 2019.
También la mencionada energía cobra auge con la colocación de paneles solares en hogares alejados de la red eléctrica. En la provincia durante el presente año se electrificaron 281 viviendas aisladas, lo que sumadas a las 194 ya ejecutadas durante el 2017 significan 475 hogares beneficiados que no tenían posibilidades de ser electrificados a través de las redes del sistema eléctrico.
Además, se usa la energía que nos brinda el astro rey en establecimientos hoteleros, círculos infantiles y edificios públicos, y se cuenta con la fábrica de calentadores de tubos al vacío “RENSOL” de tecnología China, ubicada en el municipio Morón. Otro uso que se le da a la mencionada energía en la provincia es en la ganadería, que emplea cercas eléctricas que funcionan con esta tecnología para pastorear ganado.
Otra fuente que se desarrolla es la energía derivada de la biomasa. Para ello se construye la Bioeléctrica de Ciro Redondo, con el consiguiente un impacto económico para el central Ciro Redondo y medioambiental, al no emitir gases ni esparcir bagacillo. La planta debe generar 60 MW, sobre la base del empleo del bagazo que aporte la propia industria en período de zafra y del uso del marabú, durante el resto del año. Mientras, los centrales azucareros avileños hasta la actualidad han alcanzado una potencia de 46 MW.
Ciego de Ávila es, además, pionera en la generación eólica en el país, con dos aerogeneradores ubicados en la isla de Turiguanó, que poseen una potencia de 0.45MW y en estos momentos se está realizando un Estudio de Perfectibilidad con el objetivo de evaluar la prospección en el propio Turiguanó, donde se montará una torre de medición de vientos a 100 m de altura.
El uso de fuentes renovables de energía reviste gran importancia para el país, pues no solo evita el uso de combustibles fósiles, no renovables, de alto costo en el mercado mundial, sino que son medidas de protección al medio ambiente, parte del Plan de estado cubano para el enfrentamiento al cambio climático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.