Una trabajadora que apuesta por la limpieza.


Redacción: Dunaska Alcalá Ferrer
Fotografía: Roberto

La limpieza es uno de los procedimientos claves para cualquier empresa que desea ofrecer, no solo una imagen de excelencia ante sus clientes, sino también para a nivel interno para llevar a cabo todos sus procesos de una forma ordenada y limpia.
La Empresa Eléctrica Ciego de Ávila, cuenta en su plantilla laboral con una trabajadora impecable e intachable en su trabajo, por lo cual es digno reconocer que Lidia de la Caridad Calvo Mann, conocida por todos como Lili, se caracteriza por una dama muy carismática, manteniendo en cualquier horario del día esa sonrisa única, capaz de transmitirla al que la saluda.
Ella cumple por dos años consecutivos, y de lunes a viernes, con su función de auxiliar de limpieza, labor que desarrollaba en otro centro laboral. Expresa que le gusta su trabajo y sobre todo ver todo limpio. «Que brilla», le digo, y sonríe.
La planta baja de la empresa irradia la extremada limpieza que Lili proporciona y ha logrado dar lucidez a esos azulejos opacos que se percibían desde cualquier ángulo que fueran mirados y es que lo logra, gracias a esa constante dedicación y entrega diaria. Al presenciar cada área y rincón limpio, no cabe dudas que por ahí paso su trapeador y abrillantador.
Ha representado para la empresa un sentido de pertenencia único, el cual todos los trabajadores debemos seguir como ejemplo y guía, ya que nos demuestra que realizando el trabajo que le corresponde a cada cual con amor y dedicación salen obras maestras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.