Mensaje del Grupo de Psicología y Desarrollo de la Empresa Eléctrica Ciego de Ávila

En estos momentos que enfrentamos, nos estamos adaptando a una serie de cambios en la vida personal, laboral y social, que nos generan miedos, incertidumbres ,propias de este proceso. En el caso de nuestra empresa, nos movemos en tres escenarios: los que están en casa, los que trabajamos a distancia y los que continúan laborando en sus puestos. A continuación,  una serie de consejos psicológicos, que pudieran resultarle útiles a cada una de estas realidades. Recuerda que: “Cada célula de tu cuerpo reacciona a todo lo que dice tu mente. La negatividad es una de las razones que más debilitan el sistema inmunológico”.

“La gente inteligente es aquella que tiene la capacidad de adaptarse al momento que vive, conviértete en el dueño de cada instante y podrás superar cualquier problema”.

Consejos psicológicos para los trabajadores de riesgo que laboran actualmente.

  1. Infórmate con fuentes creíbles.
  1. Establece un horario para escuchar noticias, limítate a escuchar informaciones sensacionalistas.
  2. Se autoresponsable: eres el mayor responsable de velar por la higiene de tu puesto de trabajo, así  te proteges, pero cuidaras también a tus compañeros y a tu familia.
  3. Analiza la situación por lo que es y no por lo que temes que sea: identifica el riesgo actual y no el temor que ocurra.
  4. Piensa positivamente, trata de ver “el vaso medio lleno”. Se han enfermado muchas personas, pero también se reportan cifras importantes de pacientes recuperados.
  5. Organiza un plan: Si lo que deseas es sentirte más tranquilo(a), antes de incorporarte al turno de trabajo, cerciórate que tu familia tenga lo imprescindible en cuanto a alimentación, higiene y medicamentos, sin caer en exageración.
  6. Dedica en la medida de los posible, un tiempo para comunicarte con tus compañeros de trabajo.
  7. Toma pausas de trabajo: realiza ejercicios de respiración, de estiramiento.
  8. Aliméntate sanamente, hidrátate y duerme mínimo 8 horas.
  9. Establece una red de apoyo social: consejería telefónica, internet.

“Si la VIDA te cambia el guión, corrígele los acentos”

Consejos psicológicos para los trabajadores que están laborando a distancia en la actualidad:

  1. Establece un horario de trabajo y descanso en la casa, que incluya actividades en solitario y con la familia.
  2. Cerciórate de tener los teléfonos necesarios de las personas con las que debes tener relaciones laborales, así evitaras salidas innecesarias.
  3. La cama es para dormir: no para trabajar, ni estudiar. Evita en este tiempo ver la TV en ella, así como el uso de celulares, tablet o laptop.
  4. No te quedes hasta tarde viendo series o películas o conectada(o) en las redes sociales, pudiera influir en la calidad de tu sueño.
  5. Dedica al menos una hora al día para relajarte: haz ejercicios, escucha música, practica un hobby, realiza manualidades en la que involucres a la familia.
  6. Infórmate con fuentes creíbles y sé selectivo(a) con lo que escuchas o lees.
  7. Regula la información de las personas vulnerables psicológicamente de tu familia (niños(as) y personas de la tercera edad).Es importante que estén informados, pero no los alarmes con el exceso de informaciones negativas o sensacionalistas.
  8. Si convives con un adolescente, es el momento de fomentarle valores, de orientarlos vocacionalmente, poniéndole como ejemplo cada gesto altruista de los protagonistas que luchan en esta batalla.
  9. Participa en iniciativas sociales: vive en familia el aplauso de reconocimiento de cada noche.
  10. En caso de necesitar ayuda, acude a un especialista en Psicología: Internet, consejería telefónica.

En la vida no se trata de esperar a que pase la tormenta, sino de aprender a bailar bajo la lluvia

Consejos psicológicos para los trabajadores que están en casa:

  1. No te deprimas por estar inactivo(a) laboralmente, quedándote en casa, estás contribuyendo con la única vacuna que existe en estos momentos para contrarrestar el virus.
  2. Sé positivo, trata de ver “el vaso medio lleno”: no estás aislado, estás protegido.
  3. Cada mañana abre las ventanas, sal al balcón o al patio, así tomas el sol y al aire fresco.
  4. Disfruta a tu familia: juega con los niños(as), imprégnate de la energía de los adolescentes y jóvenes, escucha las historias de los abuelos(as), entretente con tus mascotas.
  5. Mantiene una higiene de tu sueño: En la cama, evita ver la TV, así como el uso de celulares, tablet o laptop; si acostumbras a dormir mediodía, trata q solo sean 30min, no te quedes hasta tarde viendo series o películas o conectada(o) en las redes sociales.
  6. Dedica al menos una hora al día para relajarte y consentirte: haz ejercicios, oye música, lee, realiza manualidades, preocúpate por tu aspecto personal (es el momento idóneo para el cuidado de tu rostro, cabello, manos, pies).
  7. Fomenta tus lazos de amistad: comunícate con tus amigos(as) por el teléfono o las redes sociales.
  8. Infórmate con fuentes creíbles y sé selectivo(a) con lo que escuchas o lees.
  9. Regula la información de las personas vulnerables psicológicamente de tu familia (niños(as) y personas de la tercera edad). Es importante que estén informados, pero no los alarmes con el exceso de informaciones negativas o sensacionalistas.
  10. Si convives con un adolescente, es el momento de fomentarle valores, de orientarlos vocacionalmente, poniéndole como ejemplo cada gesto altruista de los protagonistas que luchan en esta batalla.
  11. Entrena tu mente: comparte en familia juegos de mesa (dominó, parchís, damas, rompecabezas), ejercita tu hemisferio no dominante (si eres derecho(a) trata de realizar acciones sencillas con la mano izquierda: peinarte, vestirte y desvestirte; intenta aprender otro idioma).
  12. Participa en iniciativas sociales: vive en familia el aplauso de reconocimiento de cada noche.
  13. En caso de necesitar ayuda, acude a un especialista en Psicología: Internet, consejería telefónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.