Nota aclaratoria

Como consecuencia de la situación que tiene la generación hemos tratado de organizar cada día los bloques de circuitos a apagar, sin embargo, se nos ha imposibilitado cumplir con la planificación

Los bloques estaban diseñados teniendo como referencia 10, 15 MW a afectar por periodo de 4 horas, pero por la disminución de la capacidad de generación debido a la salida de varios bloques de generación de diferentes termoeléctricas- se han tenido que afectar más de los megawatts planificados, aumentando el tiempo de apagón hasta 6 horas.

También hemos tenido que reestructurar los bloques y pasar circuitos de un bloque para otro para alcanzar la cantidad de MW a apagar (25 MW)

Muchos clientes piden que no se apague en horario de la madrugada y en los horarios de cocción de los alimentos. Incluso proponen horarios. Es imposible no apagar. La corriente eléctrica no se almacena. Se genera y al instante se consume. Todo depende de la capacidad de generación y el comportamiento de la demanda en cada instante. Por eso es muy difícil la programación de apagones. Se hace un estimado y planificamos para tratar de informar, pero en una hora o menos cambia todo.

La situación es desagradable para todos, pero el deseo de los trabajadores de la Unión Eléctrica, del Ministerio de Energía y Minas y de nuestra empresa es disminuir las interrupciones, una vez que entren al Sistema Electroenergético Nacional la Termoeléctrica Antonio Guiteras y los bloques de generación de otras termoeléctricas del país que en estos momentos están fuera del sistema.

Pueden solicitar información al 18888 y recuerden siempre que allí, al igual que en todo el sistema eléctrico trabajan personas con los mismos problemas que todos. No tienen la culpa. Son hombres, y mayormente mujeres, que están trabajando 24 horas, con hijos pequeños y ancianos que dejaron en sus hogares que tampoco tienen corriente. No las ofendan, por favor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.